Preguntas Frecuentes

Las esencias florales o vibracionales ayudan a reconectar con nuestra alma y nuestros deseos más profundos. Al tomarlas vamos recordando quiénes somos, liberando miedos, ideas, patrones aprendidos, e imágenes de nosotros mismos que ya no nos reflejan. Despiertan nuestras capacidades dormidas, abordando todas las áreas de nuestro ser. Producen efectos notorios a nivel mental, físico, emocional y espiritual. Esencias Patagonia pueden ayudarte a:
- Encontrar tu camino de realización personal.
- Disfrutar más la vida.
- Mejorar tus relaciones con los demás y contigo mismo.
- Expresarte al máximo de tu potencial.
- Encontrar sentido y resolución a malestares físicos.
- Conocer y expresar mejor tus emociones.
Se le llama Flores de Bach al grupo (o sistema) de 38 esencias que creó el doctor británico Edward Bach en los años '30. Él dessarrolló este sistema dterapéutico en el que se basan muchos otros sistemas actuales, incluyendo Esencias Patagonia. Las flores de Bach son las más antiguas y probablemente las más divulgadas, por lo que muchas personas se refieren a este tipo de terapia como "Flores de Bach" incluso cuando se usan otras esencias.
Se le llama Esencias Florales a cualquier esencia que haya sido preparada en base a un flor, siguiendo los plateamientos del Dr. Bach. Esto incluye las esencias florales de Bach y también las de otros sistemas, con especies de plantas de distintas partes del mundo.
Esencias Vibracionales refiere al mismo tipo de preparados pero es una palabra más amplia ya que además de las flores, incluye también esencias de otros elementos que no son propiamente flores. Las esencias de Minerales y Aves están en este grupo. Se les llama vibracionales porque lo que se obtiene en el agua es la energía de determinado elemento, que se graba en el agua en forma de vibración. Por ejemplo, la esencia de Bach 'Agua de Roca', correspondería a una esencia vibracional, ya que no es la energía de una flor sino de agua de vertiente.
Esencias Patagonia siguen los mismos principios y se basan en la filosofía del Dr. Edward Bach, quien creó la terapia vibracional que conocemos con flora silvestre de Inglaterra en los años '30. Una diferencia significativa, es que Esencias Patagonia están creadas en base a flora nativa de Chile, además de Aves y Minerales, que permiten abordar cada temática desde distintos niveles. Se ingieren y actúan de manera similar, pero tras años de experiencia se ha observado que tienen resultados notorios en un tiempo mucho más breve, trabajando a la vez las estructuras básicas de la persona, tal como las Flores de Bach, por lo que los efectos son profundos y duraderos. Esto se debe a que son de especies altamente adaptadas a climas extremos como son la Patagonia, la alta cordillera, el altiplano o el desierto. Otra diferencia es el número, ya que en Patagonia trabajamos con más de 200 esencias para temas específicos, mientras que el set del Dr. Bach se compone de 38 esencias. Otra particularidad de Esencias Patagonia es que usamos una dilución específica para cada esencia, permitiendo obtener sus mejores resultados según el nivel al que cada una trabaja. Ambos sistemas se pueden usar juntos dentro del mismo frasco, complementándose para mostrar hermosos resultados. Bach, con su esencia de Agua de Roca (rock water) indicó un primer acercamiento a lo que hoy se conoce como esencias de segunda generación, basadas en animales, lugares, símbolos y otros. Si te interesa saber más sobre Esencias Patagonia y sus paralelos en Flores de Bach, mira aquí (estamos trabajando en este enlace, pronto estará disponible!).
Esencias Patagonia se preparan bajo el método solar propuesto por Edward Bach. Este método consiste en macerar flores en agua de manantial, dentro de un recipiente de vidrio, dejándolo al sol por algunas horas. De este modo extraemos la vibración de la flor para luego filtrar el agua y sellar la esencia mediante el uso del alcohol, para que no se contamine con otras vibraciones y poder llevarla a nuestro laboratorio y trabajar en sus diluciones. En el caso de especies amenazadas o escazas, utilizamos un método que permite tomar la esencia sin utilizar sus flores, para proteger su conservación. Realizamos constantemente expediciones para privilegiar el trabajo en lugares en donde las flores crecen de manera silvestre, seleccionando siempre su hábitat por excelencia, lejos de la contaminación de carreteras o ciudades, donde muchas veces contamos con agua pura de la zona.
Es una esencia pura altamente concentrada que se utiliza para preparar los frascos de toma directa. En un frasco de toma directa, un terapeuta puede mezclar esencias de muchos stock bottle diferentes, según los objetivos que se quieran trabajar durante el período que durará el frasco. Un dato interesante es que en Esencias Patagonia preparamos cada stock bottle con una dilución especial, la que estudiamos previamente y luego determinamos según las propiedades de cada esencia, para que actúen de manera eficaz en cada nivel. ¡Es parte de nuestra receta secreta!
Ya el propio Edward Bach abrió las puertas para la preparación de esencias vibracionales (no florales) con Agua de Roca, una de sus 38 esencias creadas alrededor de 1930. Nuestras esencias minerales se preparan a modo indirecto, es decir el mineral no toca directamente el agua, ya que varios minerales se diluyen en el agua y pueden ser tóxicos si ingeridos. Sin embargo el mineral a preparar está muy cerca del agua, para lograr captar la vibración de éste. Cuando es posible, las esencias minerales se preparan en su lugar de origen, junto a grandes rocas o suelos de piedras.
Para preparar nuestras esencias de aves seguimos los mismos principios que para preparar cualquier otra esencia. Las esencias florales y vibracionales no tienen principios activos ni contenido químico proveniente de la especie sino a que capturan la energía de esta utilizando la propiedad que tiene el agua de copiar vibraciones, esto hace que sea posible preparar la esencia de una especie sin necesidad de que el agua entre en contacto con ella. Lo importante es asegurarse de que el agua reciba la información precisa para que sea una esencia lo más pura posible, y sellar luego la esencia para que no se diluya o contamine con nuevas vibraciones. 
Todas nuestras esencias son 100% veganas. Para preparar las esencias de Aves no tomamos ningún pedazo de ellas ni interferimos en su territorio invadiendo los nidos o posaderas, ya que esto alteraría a las aves y dañaría a la vez la esencia. Nuestras Esencias de Aves son preparadas en los lugares naturales de residencia por excelencia de cada especie, para capturar el máximo esplendor de su vibración. La gran mayoría han sido preparadas en la Patagonia, como Cóndor, Chercán o Pingüino Rey, y algunas de ellas en el Desierto, como Tricahue y Rayador. 
Por más que se busque explicar su origen, sabemos que queda siempre una parte incierta, que corresponde a la intimidad de las aves y su preparadora, las Esencias de Aves Patagonia nos invitan a confiar, lanzándonos al vacío y vivenciar personalmente su potente sanación.
Al igual que todo método vibracional, las esencias vibracionales entran en resonancia con el agua de nuestro cuerpo. Si bien el porcentaje de agua en nuestro cuerpo varía a lo largo de nuestra vida, siempre contamos con más de un 50% de agua en nuestro organismo. La resonancia de las esencias en nuestro cuerpo nos hacen recordar y reparar capacidades que pensábamos olvidadas o bloqueadas. De este modo las esencias vibracionales nos permiten restablecer nuestro equilibrio interno, tanto emocional, mental y espiritual. Al restablecer este equilibrio el cuerpo recuerda su poder de auto-sanación. Si te interesa saber más sobre las propiedades del agua y las bases científicas de la terapia vibracional, te invitamos a visitar nuestra sección de recursos bibliográficos.
No. Esencias Patagonia no tienen olor ya que basan su acción terapéutica en la vibración energética de cada especie, la que se graba en agua y se fija con alcohol. Es una terapia energética, que no toma componentes químicos del elemento en que se basa. El aromaterapia en cambio se basa en las propiedades químicas de cada flor, obteniendo su aceite esencial por medio de un proceso de destilación. Este aceite esencial, al ser inhalado produce efectos físicos y emocionales por medio del olfato.
No, mucha gente llega a tomarlas sin creer en ellas. Pero eso sí, dos sugerencias: Como cualquier tratamiento, para que funcionen tienes que tomarlas. Sigue la dosis sugerida o tómalas al menos dos veces al día. Como referencia: un frasco debiera durar un mes aproximadamente y aunque (a pesar de la incredulidad) es probable que notes cambios desde el primer mes, se recomienda tomarlas unos 6 meses para que esos cambios permanezcan. No es necesario que creas en esto, pero debes realmente querer hacer el cambio que buscas. A veces decimos que queremos cambiar pero en el fondo estamos aferrados a nuestro dolor. En estos casos las esencias funcionan igual, pero pueden generar incomodidad al mostrarnos eso que evitamos mirar. Si esto te pasa, convérsalo con tu terapeuta. ¿Te preguntas si quieres hacer realmente el cambio? Si ya estás leyendo esto no te preocupes, ¡probablemente hay inquietud suficiente como para dar el paso!
Se pueden tomar desde la concepción, a través de la mamá embarazada, hasta la muerte, donde una preparación en spray puede ayudar al alma a partir en paz.
¡Claro que sí! Como son remedios 100% naturales, no tienen contraindicación en esta etapa, salvo alergia a alguno de sus componentes. Es importante que consideres que contienen una mínima dosis de alcohol (30%), por lo que recomendamos consultar con tu médico al respecto. Para minimizar la ingesta de alcohol, durante el embarazo las esencias se diluyen en glicerina vegetal, que además les da un sabor dulce. Tienen efectos especialmente positivos en los niños en gestación, ya que ayudan a armonizar el líquido amniótico, cambiando el ambiente donde se desarrollan y entregándoles la fortaleza para venir a este mundo. Hay esencias excelentes para preparar el parto, las que se pueden hacer en spray para usarlas en la clínica. Amamantando, éstas pasan también al niño a través de la leche, ayudando a tratar todos los temas de ambos y fortalecer el vínculo. Puedes contactar un terapeuta para terapia personalizada o quizás te interese conocer nuestro Spray Embarazo y Nacimiento.
Nuestros productos contienen alcohol a modo de preservante. Si estás tomando medicamentos contraindicados con el alcohol, consulta con tu médico antes de ingerirlo. No usar si hay alergia a alguno de sus componentes. Aún así, en estos casos se pueden hacer las esencias en spray, que se rocía en las ropas o ambientes y hace efecto sin necesidad de ingerirlas. No usar en casos de tratamiento de alcoholismo o preceptos religiosos sobre el uso de alcohol.
Contienen infusión vibracional en base a agua de manantial (50%) y alcohol de cereales rectificado como preservante (50%). Las esencias para niños y embarazadas se diluyen en glicerina orgánica 100% vegetal.
¡Claro! Como su nombre lo indica, Esencias Patagonia son una terapia complementaria que sirve de apoyo en cualquier proceso que estés viviendo, ya sea como única terapia o como una más dentro de un plan. Acá todo se trata de tu bienestar. Sí es importante que le comentes a cada terapeuta respecto a los otros tratamientos que estás recibiendo para que puedan considerarlo dentro de su enfoque. También recomendamos que respetes tu ritmo interno, hay procesos que toman tiempo y forzarlos con un exceso de terapias a la vez puede ser una forma de evitarlos, busca tratamientos que resulten amorosos y efectivos para ti, respetando siempre tu proceso.
Sí, de hecho los resultados son muy positivos al complementar ambos tratamientos. Es importante que converses con tu psiquiatra sobre tu terapia con Esencias Patagonia y que le cuentes a tu terapeuta sobre tu diagnóstico y la medicación que tomas. En ningún caso se recomienda dejar de tomar remedios convencionales para reemplazarlos por Esencias Patagonia, esta decisión la debe tomar siempre un profesional en el área. El proceso con Esencias Patagonia se debe iniciar de forma paralela. Es muy frecuente que los psiquiatras le bajen las dosis de remedios o incluso las suspendan totalmente a nuestros usuarios tras algunos meses de terapia constante, pero esta decisión debe pasar siempre por un profesional y ser supervisada en el tiempo.
Generalmente, se recomienda visitar a un terapeuta que conozca y haya tomado nuestras esencias, que podrá seleccionar la combinación adecuada para ti según tus necesidades.
La sesión consiste en una entrevista por parte del terapeuta, para poder conocer el historial del consultante y el motivo de consulta. A través de la entrevista el terapeuta podrá saber qué esencias elegir para trabajar los temas propuestos durante la sesión. Además muchos de nuestros terapeutas cuentan con otras herramientas complementarias, como por ejemplo el diagnóstico de chakras con péndulo, lo cual ayuda a ser más preciso en la elección de esencias, priorizar las temáticas a tratar de manera armónica y llevar un registro de los avances a nivel energético.
En general se toman 7 gotas, 2 ó 3 veces al día en forma oral. En algunos casos tu terapeuta puede recomendar tomar hasta 5 de veces al día. En casos de crisis de pánico o de una situación grave se puede tomar una fórmula de rescate de forma continuada según necesidad (por ejemplo cada 5 minutos).
Sí, si prefieres las puedes diluir en un vaso de agua, jugo e incluso comidas. No se recomienda diluirlas en alimentos calientes porque podrían evaporarse. Recuerda además que si no te gusta su sabor, generalmente puedes pedir a tu terapeuta que las diluya en Glicerina Vegetal o granadina, que tienen un sabor dulce y no tienen alcohol.
Lo ideal es ver a tu terapeuta una vez al mes. Un frasco de esencias dura generalmente un mes. Antes de que se acabe tu frasco de esencias, puedes agendar una hora con tu terapeuta para no descontinuar el uso, ya que esto puede generar desbalances en la terapia. Si sientes la necesidad de ir a terapia más de una vez por mes, habla con tu terapeuta y si es necesario complementa con sesiones de psicoterapia.
El valor de la terapia es fijado por cada terapeuta en forma independiente. Esencias Patagonia no cobra comisión por las terapias, nuestra misión en este sentido es facilitar el acceso a quienes la necesiten. Para esto facilitamos un directorio actualizado cada año donde puedes ver los terapeutas que se han formado con nosotros y el lugar donde están atendiendo, puedes preguntarles el valor directamente.
La duración del tratamiento es variable para cada persona y el tema específico que se quiera tratar. Generalmente se notan resultados el primer mes, pero para que estos efectos sean duraderos y se integren los aprendizajes a nivel consciente, recomendamos tomar esencias por al menos 6 meses. En algunos casos será recomendable tomar esencias por más tiempo, como 9 meses o más. Como las esencias nos acompañan en nuestros procesos orgánicos de desarrollo personal, hay personas que eligen tomarlas durante toda la vida, realizando pausas cada cierto tiempo. Puedes consultar con tu terapeuta para determinar la duración estimada de tu tratamiento. Y recuerda que si quieres terminar tu terapia siempre es recomendable que lo converses con tu terapeuta para que hagan un plan de cierre a tu medida.
Las ‘crisis curativas’ o ‘agravamientos’ son procesos que activan las esencias que pueden resultar incómodos o incluso generar catarsis en la persona. No todas las personas las tienen, algunos pasan años en terapia vibracional sin crisis, de todas formas, es bueno saber al respecto. Ocurren porque alguna esencia está movilizando un tema especialmente sensible que generalmente se encontraba bloqueado, y se puede manifestar a nivel físico o emocional. Una crisis curativa puede ser por ejemplo que nos pongamos a llorar desconsoladamente al ver un comercial, o una menstruación con más sangrado de lo normal en la que sentimos que ‘botamos’ recuerdos traumáticos. La gran mayoría de las veces quienes viven estas crisis con Esencias Patagonia dicen tener claridad de que se estaba liberando algo importante y haberse sentido tranquilos en el fondo mientras esto ocurría. Existen también las llamadas ‘crisis de consciencia’, donde vemos con gran claridad algún tema que estábamos evitando, como la costumbre de mordernos las uñas cuando estamos nerviosos: no es que haya empeorado, es que se hace enormemente patente, ¡es justo un paso antes de empezar a dejar esos hábitos! Una nota respecto a las crisis curativas: Existe el consenso de que las esencias vibracionales no pueden hacer mal a alguien, ya que si tomas una esencia que no era para ti, simplemente no resonará contigo y no hará efecto. En Esencias Patagonia creemos que esto no siempre es así. Las esencias pueden abrir temas sensibles y creemos vital respetar los procesos, tiempos y necesidades de cada persona. Las crisis curativas son muy liberadoras e importantes en determinadas etapas de la terapia y la invitación general es a atravesarlas con confianza, tal como indica su nombre, son curativas. Aún así, cada persona debe ajustar esto junto a su terapeuta, escuchando responsablemente sus ritmos y necesidades interiores. Es posible trabajar sin crisis o minimizarlas a casi nada, utilizando esencias que actúen como contención junto a las más movilizadoras o trabajando a un ritmo más pausado. Muchas veces tu terapeuta podrá incluso preguntarte antes de abrir determinados temas o introducir esencias fuertes, para conversar respecto a posibles crisis y acordar un plan al respecto. Las fórmulas preparadas Esencias Patagonia están preparadas en base a esencias que nosotros llamamos ‘amorosas’, que producen mejoras significativas en los temas que tratan pero no abordan temáticas de raíz cuya elaboración pueda resultar dolorosa, ya que están pensadas para tomarlas sin el apoyo de un terapeuta. En la inmensa mayoría de los casos se reportan mejoras significativas sin mayores crisis, si tu caso no fuera este y te preocupa estar viviendo una crisis debido a las esencias, te recomendamos suspender el uso de la fórmula que estás tomando y contactar a un terapeuta para una terapia personalizada. También nos puedes escribir y te daremos orientación en info@esenciaspatagonia.com.
Te invitamos a mantener la calma, respirar profundo y acompañarte en el proceso.
1. Lo primero que debes hacer el llamar a tu terapeuta y relatarle lo que estás viviendo. Él o ella sabrá decidir contigo qué es lo mejor. No temas incomodar, los terapeutas estamos para acompañarte. A diferencia de la mayoría de los medicamentos tradicionales, con la terapia vibracional no siempre se recomienda suspender el uso en caso de reacciones incómodas (excepto si se tratase de alergia a alguno de sus componentes, en cuyo caso se recomienda suspender el uso y visitar un médico). Si estas viviendo una crisis curativa detonada por el uso de esencias, éstas mismas van a ayudarte a que la crisis pase, lo que no significa que tengas que aguantar en soledad un proceso que te parezca demasiado intenso. Con ayuda de tu terapeuta podrán organizar un plan. Si se decide que es bueno que sigas tomando las esencias, generalmente hay tres caminos: uno es disminuir la dosis a menos gotitas o menos veces al día para que el proceso avance más suavemente, otra es aumentar la dosis para acelerar el proceso y ayudar a destrabar lo que aun nos ata, y la última es complementar las esencias sumando algunas nuevas esencias que puedan hacer de contención, lo que se puede acompañar con un cambio en la dosis.
2. Si lo creen necesario, evalúa junto a tu terapeuta la posibilidad de complementar tu tratamiento de Esencias Patagonia con algún otro tipo de tratamiento, ya sea médico o psicológico, que te ayude a abordar la temática desde distintas áreas.
3. Generalmente estos procesos tienen que ver con reconocer partes de nosotros mismos que no habíamos mirado antes. Una buena idea es buscar personas de confianza para conversar, o escribe (y dibuja) tus pensamientos y sentimientos. Esto ayudará a darle forma a tu mundo interno y comprender mejor, entregando calma y orden.
Entra aquí para ver un listado de nuestros terapeutas.